5 sitios que visitar esta semana de confinamiento en Madrid y alrededores.

Hace un año que empezó el confinamiento y de nuevo esta Semana Santa va a ser especial por el cierre perimetral. Así que no nos queda otra que disfrutar de los mejor que tenemos en los pueblos de Madrid.

Estas son algunos de nuestro energyconsejos para irnos preparando para tomar la carretera y salir a ver algunos de los mejores sitios a menos de 100 kilometros,

  1. Chinchón

El principal atractivo de Chinchón es su gran Plaza Mayor, centro neurálgico de la localidad. Es una plaza de origen medieval, con varios accesos y una forma bastante irregular. Data de entre los siglos XV y XVI y los 234 balcones que dan a ella tienen barandillas de color verde. Es el lugar ideal para reunirse y tomar algo en sus muchas terrazas o bien para comer.

Pero también es el lugar donde se celebran la mayoría de las fiestas del pueblo. Por ejemplo, durante las fiestas patronales que se celebran a mediados de agosto, la Plaza Mayor de Chinchón se transforma en una plaza de toros. Y a finales del mes de febrero en un gran mercado medieval en el que también se hacen desfiles, torneos y, por la noche, el fuego cobra protagonismo.

Comer en la Plaza Mayor de Chinchón es una gran idea si estás de visita. La mayoría de restaurantes tienen mesas y sombrillas en la propia plaza y el ambiente suele estar muy animado. En cuanto al precio, hay diversas opciones, menús especiales y carta, pero la mayoría de restaurantes tienen un menú fijo con bebida y postre a un precio fijo de 25€, por lo que tan sólo hay que elegir cuál de las muchas opciones es la que más nos gusta, y a comer en un lugar bonito. También es posible comer en algunos de los balcones que dan a la plaza, pero para esto es necesario reservar.

2. Aranjuez

Sin duda Aranjuez es uno de los lugares más turísticos de la Comunidad de Madrid y evidentemente no le faltan motivos para ello, ¡es un conjunto precioso!. 

Conocer Aranjuez es mucho más que visitar su monumental Palacio Real. La ciudad contiene un buen puñado de lugares de obligatoria visita como son los jardines del Príncipe (el más grande de los tres que rodean el palacio), del Parterre, de la Isla, la Casa del Labrador (un palacete construido sobre la base de una casa de labranza, por orden de Carlos IV), o el Museo de Falúas Reales, un curioso museo en el que se muestran las embarcaciones usadas por la Casa Real durante sus paseos de recreo por el Tajo y representaciones durante las visitas que llevaban a cabo a esta localidad en los meses de primavera.

Es espectacular es conocer Aranjuez en la primavera, no menos impresionante es el otoño, en cuyas semanas de caída de la hoja el lugar adquiere una paleta de colores difícil de olvidar. Todos estos motivos convierten la visita a Aranjuez en uno de los tres destinos indispensables en los alrededores de Madrid.

3. San Lorenzo del Escorial

Si has visitado la zona norte de la Comunidad de Madrid, seguro que has visitado ya el Monasterio, ¿verdad? De no ser así, te estás perdiendo uno de los monumentos más espectaculares que hay en nuestro país, también declarado Patrimonio de la Humanidad. Un impresionante edificio que se comenzó a construir en el segundo tercio del siglo XVI. En un principio, el estilo de la construcción era renacentista, aunque tras la toma del proyecto por parte de Juan de Herrera, implementó un estilo propio que crearía escuela y que viene de su apellido: el estilo herreriano. De enormes proporciones, el conjunto cuenta con el Monasterio, Palacio Real, Basílica, Panteón, Biblioteca y Colegio. ¡No es de extrañar que desde su finalización se le conociera como la Octava Maravilla del Mundo! Además del Monasterio, otros edificios que se pueden visitar en San Lorenzo de El Escorial son las casas del Príncipe y del Infante, dos palacios levantados en el siglo XVIII de estilo neoclásico, así como sus jardines. También puedes visitar el Real Coliseo de Carlos III, un teatro que se construyó en el siglo XVIII o las denominadas Casas de Oficios, edificadas entre los siglos XVI y XVIII. Como puedes ver, El Escorial no es Oslo uno de los pueblos de Madrid con más encanto gracias al Monasterio, ¡también lo es por otros muchos monumentos!

4. Nuevo Baztán

A lo largo y ancho de nuestro país, existen diferentes pueblos con un gran encanto y que, sin embargo, no han necesitado de un glorioso período medieval. Pueblos, por ejemplo, que deben su historia a la industria de su entorno. Es lo que sucede en la Comarca de Henares, donde surgió a principios del siglo XVIII un poblado para los trabajadores de una fábrica de vidrio. Para ello, Juan de Goyeneche encargó a Fernando Chueca Goitia el diseño de un trazado de carácter ortogonal, basado en los poblados de colonización del Nuevo Mundo, que sería a su vez la influencia de otros poblados similares en España, dibujando un modelo denominado como urbanismo barroco castizo. ¿Y por qué se denominó Nuevo Baztán? El nombre se debe a la figura de Juan de Goyeneche, pues era natural del Valle de Baztán, en Navarra. Tras el cierre de la fábrica, el poblado fue abandonado, a mediados del siglo XVIII y es, en el siglo XX, cuando se inician diferentes políticas para rehabilitarlo. Su singularidad hace que en 1941 fuese declarado Monumento Histórico-Artístico y, en el año 2000, Conjunto Histórico-Artístico.

5. Buitrago de Lozoya.

Cualquiera que haya buscado sobre algunos de los pueblos con más encanto de Madrid, se habrá encontrado con Buitrago de Lozoya en esta lista. No es de extrañar, puesto que se trata de una villa medieval que ya sorprende a lo lejos, custodiada por sus antiguas murallas que circunscriben uno de los numerosos meandros que dibuja el río Lozoya, siendo un importantísimo enclave tas la Reconquista.

Si visitas Buitrago de Lozoya, te recomendamos que comiences atravesando el Puente Viejo y que des un paseo por sus antiguas murallas, cuya estructura data del siglo XI, de origen musulmán, si bien es cierto que se reconstruyeron en el siglo XV. Desde ahí, obtendrás además unas espectaculares vistas de todo el entorno del Valle de Lozoya. Dentro del conjunto fortificado, destaca el Alcázar que se levantó en el siglo XV, el cual mezcla a la perfección el estilo mudéjar y gótico. En consonancia con estos dos estilos, también puedes encontrar la Iglesia de Santa María del Castillo, edificada en el siglo XIV. ¡Ah! En Buitrago de Lozoya también tiene un Museo Picasso donde ver algunas de las obras del célebre artista, donadas por él mismo a uno de sus amigos, Eugenio Arias Herranz, natural de la localidad. Ya ves que Buitrago de Lozoya es, con diferencia, uno de los pueblos más bonitos de Madrid. ¿A qué esperas para visitarlos?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Haz tu pedido por Whatsapp